Este fenómeno, se incrementó este último fin de semana y aún hace falta sumar a estas cifras las imprudencias del fin de año que se avecina.

Las cifras no son nada alentadoras, más cuando se hace un comparativo entre los años 2019 y 2020, Los lesionados mayores de 18 años se han incrementado en 47%

Los lesionados pasaron de 251 en el 2019 a 369 en el 2020, de esta última cifra 131 personas se encontraban bajo el efecto del alcohol. Según datos del Instituto Nacional de Salud, ya son 15 los lesionados por este elemento en la presente temporada navideña, lo que representa un aumento de 5 casos con respecto al mismo periodo del 2020.

El país se acerca a los 600 quemados de los cuales cerca de 200 son menores de edad. Entre 2015 y 2019, más de 2 mil niños han sufrido lesiones relacionadas con la manipulación de pólvora. Los menores de 18 años afectados pasaron de 155 a 192, se demostró que 22 de ellos se encontraban en compañía de un adulto bajo los efectos del alcohol. Son tan alarmantes las cifras que solo el 25 de diciembre de 2019 se registraron 65 quemados, la misma fecha de 2020 con todas las restricciones se llegó a 50 y el fin de semana anterior esta cifra prácticamente se duplicó al contarse 92 lesionados en el país.

La mitad de estos casos han sido por manipulación, el tipo de artefacto que más los causan son los tipo tote con quemaduras en el 92,3% de las personas, laceraciones 61,5% y los daños oculares o auditivos con el 23,1% de los casos.

En todo el departamento de Risaralda las cifras están de la siguiente manera: Belén de Umbría 1, Santa Rosa de Cabal 1, Mistrató 2, Dosquebradas 6, la Virginia 1 y Pereira 4 casos, esta ciudad con un incremento del 150% con relación al año anterior, según el boletín número 28 del Instituto Nacional de Salud con corte al 27 de diciembre. El 14 de diciembre pasado en la vía Cerritos – cauyá sector de Changui las autoridades se incautaron de productos avaluados en $570.000 y que eran transportados en un bus de servicio público que cubría la ruta Pereira – Belén de Umbría.

 

Leave a Comment